viernes, 14 de noviembre de 2014

Reflexiones de Viernes

Generalmente los blogs son para hablar de cosas lindas, de proyectos, vacaciones, decoración, moda, etc, etc... aunque yo también lo uso para hacer Catarsis.  A estas alturas TODO EL MUNDO esta al tanto de lo que sucedió en Ayotzinapa y cualquiera que tenga un poco de sangre en las venas me imagino que se siente un poco más o menos como yo: triste, indignada, frustrada, confundida... encabronada (sorry, pero así es).  Luego veo en las redes toda clase de opiniones, a favor... y sorprendentemente también expresiones de indiferencia o incluso de "ya paso, ya superenlo", estas últimas, en su mayoría de niños fresas, hijos de politicos que ven en cualquier manifestación un atentado contra el "sistema establecido" que tanto los favorece.  También he visto otras expresiones en contra del gobierno, dónde "lógicamente" cuestionan TODA información que este ofrece, y esas me preocupan aún más por que ha llegado a un punto donde por más respaldo de la ciencia que presenten a nuestro estúpido gobierno ya no se le puede creer nada... y ahí es dónde más perdida me siento.  Le llaman gobierno fallido, yo lo llamo estar en el limbo, donde puedes ser victima tanto del crimen organizado, como del gobierno, que por lo visto también es parte del crimen organizado, y si tienes un destello de indignación suficiente para decir YA BASTA, lo más seguro es que le iras a hacer compañía, en el mejor de los casos, al Dr. Mireles y en el peor, a los normalistas.  Dónde si no te dejas extorsionar van por tu familia.  Esto viene pasando desde hace años y todo pareciera indicar que nos habíamos acostumbrando... y... y me encuentro este video en la bloggosfera:




... y ahora me explico la mentalidad tan jodida que tenemos los mexicanos, dónde no ver el problema, según nosotros es solucionarlo. Parecemos tener grabado genéticamente ese enfoque erroneo catolico que nos decian en la escuela de catecismo: "sufriendo es como te ganas el cielo", "a sufrir es a lo que hemos venido a este mundo"... ¿será?... o simplemente será que a lo largo de los años tanto nos han repetido que "así son las cosas" que de verdad ya nos lo creímos... o tal vez, sólo tal vez, para festejar como se debe este 20 de noviembre, y para honrar a los héroes que nos dieron patria, podamos levantar un puño, sacudirnos a todos esos parasitos y decir NO MÁS.